martes, 16 de agosto de 2011

LO MALO DE LOS GOBIERNOS DEL “NUEVO” PRI


Los crímenes, como el del 68...


Y los excesos priístas: que ya ni quien se acuerde


















Conocido por su locuacidad y sus bravatas Humberto Moreira ha inaugurado un discurso para la venta mercadotécnica de su partido, el PRI, que se basa en la idea, que dice cada vez que puede y repite como si fuera un mantra, de que él, Moreira, como la mayoría de los políticos priístas de hoy, pertenecen a una “nueva generación” de priístas, “una generación –asegura- que se ha forjado en experiencias locales, que ha sabido lo que es ser oposición… que hace política diferente, porque quiere un país y un mundo diferente”.

No es esta la única ocurrencia del señor dirigente del PRI, quien seguramente curándose en salud y vacunándose contra cualquier suspicacia histórica también ha dicho: “No es al pasado a lo que nosotros queremos regresar. Quienes quieren volver al pasado son los conservadores; el PRI mira hacia adelante, se mide con los desafíos del futuro”. O: “El PRI es el que puede devolver la paz y la tranquilidad a México”.
Pero ya el colmo resulta lo que declaró hace apenas unos días, quien sabe si por ignorancia –lo cual sería grave- o de plano –lo que sería peor- por mero cinismo. “No nos equivoquemos, la democracia mexicana es obra nuestra”, refiriéndose al priísmo desde luego.
Y yo se que muchos opinadores y hasta historiadores con tarifa, de los que hay muchos, podrían festejar esta frase escudados en el argumento de que “ya ni quien se acuerde de lo malos que eran los gobiernos del PRI” pero la verdad es que el desarrollo democrático del país merece mucho más que este juego demagógico entre quienes quisieran olvidar nuestro pasado para aparecer como salvadores y aquellos que pretenden reinventarlo a la medida de sus intereses para presentarse como héroes y echarle todas las culpas al pasado como si los errores presentes ni existieran.
El hecho es que apostándole a la desmemoria pasada y presente se aprestan unos y otros, priístas y panistas, no solamente a competir suciamente por la presidencia sino a hacernos creer que no tenemos más opción. Y al margen de lo malo que han hecho los gobiernos del PAN que está a la vista, y aún dejando de lado los antecedentes oscuros, los rasgos negativos y las culpas pasadas del PRI, dejando pues atrás la historia, hay algo peor que no podemos soslayar. Y es que, más allá de la propaganda, la pretendida “generación de nuevos priístas” deja mucho que desear y poco le pide, cuando se hace la comparación, a las generaciones que les antecedieron.
No hablemos del Viejo PRI pues, hablemos del Nuevo. Dejémonos de historia, veamos sólo el desempeño de los gobernantes priístas de hoy y hablemos de “lo que tienen a la vista los jóvenes” pero de lo que está detrás de la propaganda, de eso que no podemos soslayar a la hora de decidir quienes nos han de gobernar el año que viene.
Para no ir más lejos, el señor Moreira, un gobernante que en pleno siglo XXI hizo realidad en su estado, Coahuila, el sueño de los “padres fundadores” del PRI: gracias a su gestión hoy ese partido lo controla todo en Coahuila: los medios, las organizaciones sociales, las instituciones electorales y hasta a los partidos, al grado de que prácticamente no existe la oposición allá y pudo heredarle la gubernatura a un hermano, algo que antes que él sólo se había atrevido a hacer Lázaro Cárdenas en Michoacán, y que desde luego pretenden copiar también los panistas y nada menos que en Michoacán.
Bueno, pues además de eso Coahuila es la entidad federativa que reportó, según el INEGI, la mayor baja de negocios el año pasado, o sea bajo el gobierno del jefe del “nuevo PRI”. Allá se cerraron 8 mil 312 negocios, y en lo que se refiere a empleo peor, pues al dejar el gobierno el señor Moreira se registró una desocupación de 7.2%, cuarto porcentaje más alto a nivel nacional.
Y conviene decir que el Estado de México, la entidad que se nos pretende vender como “modelo” de los buenos gobiernos del PRI, no se queda atrás. Ocupó el tercer lugar de ésta “honrosa” lista elaborada por el INEGI con una pérdida el año pasado de 4 mil 842 empresas.
Abundando en este análisis hay que agregar que si bien en el gobierno de Moreira (2005-2010) hubo algunos avances, también dejó pendientes en materias como seguridad y transparencia de programas sociales, además de un exagerado incremento de la deuda. El reclamo en ese sentido ha sido que el avance que se tuvo en educación, salud y obra pública fue a costa de un endeudamiento que podría poner en riesgo la viabilidad financiera del estado. Empezó con un endeudamiento de aproximadamente 300 millones de pesos y al terminar lo dejó a niveles de 7,600 millones de pesos. Estamos hablando que la deuda en 5 años del gobierno de Moreira se multiplicó por 23.
Además, durante su gestión se dispararon delitos como el robo de vehículos y el robo a casa-habitación, delitos que hasta antes de su gobierno estaban más o menos controlados. El informe del gobierno federal “Sobre el Fenómeno Delictivo en México” refiere que Coahuila, junto con Durango y Sinaloa son territorios en disputa entre los cárteles del Pacífico y del Golfo. Y de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, durante el gobierno de Moreira el número de homicidios en el municipio de Torreón se incrementó, al pasar de 33 muertes violentas en el 2005 a 320 al 2010.
Y a todo esto se agregan las denuncias por corrupción y malos manejos presentadas por diputados locales contra el ex gobernador. Una, por haber contratado la deuda pública mediante trámites ilegales presentando dos acuerdos del Congreso local apócrifos. Otra denuncia que tiene que ver con la presunta desaparición de 762 millones de pesos de la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila, recursos que nunca llegaron en beneficio de los carboneros de la región. Y otra más que involucra a su secretario particular Vicente Chaires, que se ha tenido buen cuidado de callar.
Por lo que se refiere al Estado de México basta decir que ha sido una de las entidades con mayor desempleo en los últimos 6 años. Sólo el año pasado obtuvo el récord de la tasa más alta en lo que va del milenio al alcanzar su máximo histórico: 6.5%.Y junto con esta situación, destaca el repunte que han tenido los empleos informales, es decir sin prestaciones ni protección social.
Por si esto fuera poco el territorio mexiquense es hoy el lugar con más elevado índice de feminicidios, con 10 millones de pobres y muy baja competitividad económica; se encuentra en los últimos lugares en el país, es decir que no es un espacio propicio para los negocios. Y en contraste, es un estado de elevado favoritismo a empresarios, de cobros excesivos de impuestos y de elevadas alzas de precios a bienes y servicios gubernamentales. En 6 años el gobierno de Peña Nieto se ha convertido en ejemplo de enriquecimiento de funcionarios y de amiguismo, compadrazgo y nepotismo en los cargos públicos, pues al igual que su correligionario Moreira los familiares de Peña, primos, tíos, etc. han acaparado los cargos públicos.
Y un “problema sustancial” que deja, el cual también lo hermana con Moreira, es la deuda pública. No se conocen ni siquiera los montos. Lo que se sabe es que se ha obstaculizado por parte de las oficinas de información pública el acceso a éstos pero es un hecho que el endeudamiento se ha incrementado debido a las obras públicas, algunas necesarias y algunas otras de puro relumbrón. Y sobre todo debido al ofensivo gasto en la imagen de Peña.
Para colmo, ninguno de estos dos gobiernos, de hecho ninguno de los gobiernos priístas actuales, se caracteriza por su vocación democrática. Las elecciones recientes tanto en el Estado de México como en Coahuila y otros estados así lo prueban. La utilización de dependencias y recursos públicos fue una constante, como también la compra de votos.
¿Ese es el PRI que quiere regresar al poder? Al menos según las encuestas tal pareciera que la mayoría de los mexicanos eso es lo que quiere. ¿Seremos masoquistas, o será como se sugiere en el cable diplomático 09MEXICO212 filtrado por Wikileaks, que esas encuestas se compran con dinero público para aparentar lo que quiere el señor Peña? Otro punto más de controversia.

Publicado en Unomasuno el 9 de agosto de 2011.

1 comentario:

angelica trevino dijo...

Que buena critica soy saltillense y sufro las consecuencias del gobierno moreira 1 moreira 2